"La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón."

Howard G Hendricks



lunes, 4 de marzo de 2013

Parece que nos encontremos frente a una epidemia del TDAH



Aumentan día a día el número de diagnósticos de TDAH, como si de una epidemia se tratase, y se disparan la cantidad de niños que “consumen” actualmente psicoestimulantes. Cada vez son más los estudios que alertan de los posibles efectos adversos del metilfenidato y la atomoxetina; por ello, es aconsejable restringir su uso a casos realmente necesarios.
Las conductas inatentas son un síntoma, como puede ser la fiebre. Igual que encontraríamos incongruente frente una fiebre continuada sólo dar  antitérmicos sin saber cuál es su origen, tenemos que encontrar la causa de estas dificultades, antes de poder tratarlas. No todos los niños con conductas inatentas tienen TDAH.



Tras las conductas inatentas podemos encontrar dificultades de aprendizaje,  leves pérdidas auditivas, un pequeño retraso madurativo, un uso continuado de medicamentos, dificultades de relación con los compañeros… las causas son múltiples y hay que identificarlas  para poder actuar sobre ellas.


Normalmente, lo que vemos no es lo más importante, lo más importante es lo que está pasando dentro, en el cerebro. Es como el humo, el humo nos avisa que hay fuego, pero el humo no es lo importante, lo importante es el fuego. Si encontramos el fuego y lo apagamos, el humo deaparecerá, pero si intentamos disipar el humo sin apagar el fuego, el humo volverá a aparecer.








Os aconsejamos leer el articulo de Carlos Alós (psicólogo) y Coral Ruiz Viedma (Optometrista comportamental)," las otras verdades del TDAH"
  

 Las otras verdades del TDAH



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada